“Hay momentos en la vida que buscamos ir a un lugar, en un momento específico, para ser parte de algo grande e, inclusive, histórico. Sin embargo, en otros momentos parece que la historia se cruza en nuestro camino. Hoy, Women’s March resultó ser parte del mío”.

 

 

“Protesta”, “marcha”, “manifestación pública”… siempre me parecieron palabras “violentas”. Sin embargo, hoy, lejos de casa y entre miles de extraños, me sentí en paz y segura. Aunque estaba rodeada de una multitud vibrante y diversa, todos parecían compartir las ansias y las ganas de hacer, en unísono, una llamada desesperada a actuar, a no callar; lanzar al mundo un grito de esperanza. Allí reinaba el respeto mutuo e inmensurable amor propio y por el prójimo; una inexplicable expresión humana.

 

 

Antes de abundar y crear confusión, quisiera aclarar que se trata de Women’s March.
+ Women’s March es una invitación a individuos, grupos y organizaciones comprometidos con la igualdad, diversidad e inclusión.
+ Es la unión de aquellos que entienden que los derechos de las mujeres como derechos humanos; por tanto, derechos inherentes y sin discriminación alguna.
+ Es la representación de las voces de los progresistas alrededor del mundo entero.
– NO es una lucha SOLO de y/o para mujeres.
– NO es una marcha SOLO de y/o para feministas.
– NO es un movimiento partidista o alineado en una sola visión política.
– NO es una protesta por las elecciones estadounidenses.
En todas partes del mundo, se encuentran ciudadanos preocupados por los derechos humanos. Women’s March busca aumentar proactivamente e inmediatamente el número de coaliciones que participan en marchas mundiales en apoyo de valores progresistas; incluyendo los derechos de las mujeres.
Habrá quienes tendrán en mente, que esto no llegará a ninguna parte; mas lo que vi y experimenté hoy me demuestra que nada seguirá siendo igual.
Por: Fabianna Rodríguez